Scroll Top

Placas solares para campos de cultivo: aprovechando energía renovable y tierras agrícolas en España

La combinación de paneles solares y agricultura, conocida como agrovoltaica, está ganando terreno como parte de la transición hacia fuentes renovables de energía. La agrovoltaica busca aprovechar de manera eficiente tanto la tierra como la energía solar, generando beneficios tanto para la agricultura como para la generación de energía limpia. Permite un mayor aprovechamiento del terreno y contribuye a la reducción de emisiones de carbono, beneficiando al sector agrícola y al medio ambiente.

Beneficios de la agrovoltaica

La agrovoltaica, la combinación de paneles solares y agricultura, ofrece una serie de ventajas que la convierten en una alternativa atractiva para la generación de energía limpia en campos de cultivo.

  • Optimización del uso de la tierra: La agrovoltaica permite aprovechar de manera eficiente tanto la tierra como la energía solar. Al utilizar los espacios ya destinados a la agricultura para instalar los paneles solares, se reduce la necesidad de utilizar terrenos adicionales. Esto no solo maximiza el rendimiento de la energía solar, sino que también preserva las tierras cultivables, evitando la expansión de las áreas dedicadas exclusivamente a la generación de energía.
  • Reducción de la presión sobre los recursos hídricos: La combinación de paneles solares y cultivos puede ayudar a limitar la evaporación de agua en los campos, lo cual es beneficioso tanto para los cultivos como para la eficiencia de los paneles solares. Al reducir las necesidades de riego de los cultivos, se logra un uso más eficiente del agua, preservando este recurso cada vez más escaso.
  • Contribución a la reducción de emisiones de carbono: La agrovoltaica juega un papel importante en la lucha contra el cambio climático al reducir las emisiones de carbono. Al generar energía renovable en los campos de cultivo, se disminuye la dependencia de combustibles fósiles y se contribuye a la reducción de las emisiones contaminantes. De esta manera, la agrovoltaica beneficia tanto al sector agrícola como al medio ambiente en general.
  • Protección del ecosistema: Dedicar una pequeña parte de los terrenos cultivables a la generación de energía fotovoltaica puede tener un impacto significativo a nivel global. Un estudio publicado en la revista Nature concluyó que destinar solo el 1% de los terrenos cultivables para la producción solar sería suficiente para compensar la demanda global de energía. Esto reduce la presión sobre la explotación de nuevas áreas naturales y contribuye a la protección del ecosistema.

Desafíos y soluciones en la implementación de agrovoltaica

La implementación de la agrovoltaica no está exenta de desafíos que deben abordarse para asegurar su éxito en los campos de cultivo. Uno de los desafíos principales es el impacto que la proyección de sombra de los paneles solares puede tener en la productividad de los cultivos. La sombra generada por los paneles puede afectar la cantidad de luz solar que reciben las plantas, lo cual puede reducir su crecimiento y rendimiento. Para superar este desafío, se han implementado soluciones como el uso de soportes móviles o softwares de seguimiento que permiten orientar los paneles hacia la dirección del sol a lo largo del día.

Otro desafío importante es el impacto paisajístico de las instalaciones agrovoltaicas en Valencia. Al integrar paneles solares en los campos de cultivo, se puede modificar el aspecto visual de los paisajes agrícolas tradicionales. Esto puede ser un factor de preocupación para ciertas comunidades y reguladores. Para abordar este problema, es necesario establecer normativas y regulaciones específicas que guíen la ubicación y el diseño de las instalaciones agrovoltaicas, de manera que minimicen su impacto visual y se ajusten al entorno agrícola.

Además de los desafíos mencionados, la implementación de la agrovoltaica en Valencia también enfrenta desafíos técnicos y logísticos. Por ejemplo, es necesario garantizar la correcta integración de los sistemas de riego y drenaje en los campos de cultivo, de manera que se pueda mantener la eficiencia en el aprovechamiento del agua y la producción agrícola. También es fundamental asegurar la correcta instalación y mantenimiento de los paneles solares para garantizar su óptimo funcionamiento a lo largo del tiempo.

Para superar estos desafíos, es fundamental promover la investigación y el desarrollo de tecnologías y soluciones adaptadas a la agrovoltaica. Esto implica la colaboración entre agricultores, investigadores, empresas del sector energético y entidades reguladoras para impulsar la innovación y mejorar la eficiencia de la agrovoltaica en los campos de cultivo.

Ejemplos de proyectos agrovoltaicos en diferentes países

A nivel mundial, la implementación de proyectos agrovoltaicos está ganando impulso como una solución innovadora y sostenible. A continuación, se presentan algunos ejemplos de países que han adoptado esta tecnología:

  • Europa: Varios países europeos están liderando el camino en la implementación de proyectos agrovoltaicos. En Alemania, se ha desarrollado una planta de energía agrovoltaica en una granja avícola, combinando la generación de energía solar con la producción de huevos. En Italia, se han instalado paneles solares en campos de viñedos, aprovechando eficientemente el espacio disponible.
  • Estados Unidos: En California, se ha puesto en marcha un proyecto agrovoltaico que combina paneles solares con la crianza de pollos. Los paneles proporcionan sombra para los pollos, mejorando su bienestar y, al mismo tiempo, generando energía limpia.
  • China: En la provincia de Qinghai, se ha desarrollado una granja solar agrovoltaica que combina paneles solares con la cría de ovejas. Los paneles elevados permiten el pastoreo de las ovejas, maximizando el uso de la tierra y la producción de energía renovable.
  • Japón: En la isla de Kyushu, se ha implementado un proyecto agrovoltaico en campos de arroz. Los paneles solares flotantes se han instalado en los campos de arroz, evitando la competencia con la agricultura tradicional y proporcionando energía para el riego y otras necesidades agrícolas.